6/4/07

AnTiSaeTa

¡Oh, no eres tú mi cantar!
¡No puedo cantar ni quiero
a ese Jesús del madero,
sino al que anduvo en el mar!
Antonio Machado

Durante la Semana “Santa” española, en pregones festivos, en artículos de prensa, en emisiones radiofónicas, en las propias celebraciones populares, es frecuente hallar el famosísimo poema "La saeta" de Antonio Machado (Campos de Castilla, CXXX). Semejante popularización muestra hasta qué punto los aficionados a estas fiestas quieren ver en el poema machadiano un ingrediente más del folklore semanasantero. Ciertamente, el poema contiene algunos elementos ambiguos que han suscitado interpretaciones diversas, pero si algo queda claro en su lectura es que en ningún modo pretendía Machado contribuir a estas celebraciones religiosas. Tanto en su poesía como en su prosa se puede apreciar, por un lado, un rechazo radical hacia las formas religiosas hipócritas y esclavizantes, y por otro un intenso sentimiento espiritual (que invade todas sus emociones, no sólo las propiamente “religiosas”). En "La saeta" Machado afirma claramente que la religiosidad popular no es su cantar. La Semana “Santa” andaluza adora a un Cristo eternamente crucificado que el poeta rechaza. Los cuatro últimos versos contienen el mensaje que Machado quiere transmitir (no es extraño, por tanto, que en Semana “Santa” se cante la “saeta” machadiana… suprimiendo estos versos, claramente contrarios a esta festividad). El poeta se distancia nítidamente de la idolatría folklórica y del culto a la muerte, para afirmar su particular fe en la vida.

3 comentarios:

Landahlauts dijo...

jajaja
Me acabas de "machacar" el post del viernes santo... vaya, tenía hasta el mismo texto buscado.

Y es que, tiene más razón que un santo...

:)

PoliSeMia dijo...

oh oh oh que coincidimos en ideas y me adelanté!! jijiji Me di un paseo por la arbonaida y debiste publicarlo, te leen más que a mi. Ya lo sabes pa la próxima... no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy ;p

Landahlauts dijo...

jajaja

¡¡¡Qué puñetera!!!